Moverse en autobús en Japón

En Japón existen varias compañías de transporte, de tren, metro y autobús. En todos los casos existen bonos sencillos o combinados, para 1 o varios días o con los que se puede jugar entre distintos medios de transporte de la misma compañía o incluso que incluyen acceso a jardines, museos y otros lugares de interés.

 
En las oficinas de turismo informan sobre las diferentes opciones de cada localidad en concreto y dan información en papel, con horarios, tarifas y otros datos de interés.

Cada región del país, aquí llamadas prefecturas, tiene su particularidad pero hay una serie de puntos comunes y en esta entrada, se explica, hasta donde conozco, el uso de bus de cercanías o local en la prefectura de Kyoto.
Normalmente en la misma parada del bus hay cartel informativo del punto de destino, sobre todo si es algún sitio de interés para turistas. Tienen el detalle de poner la información relevante en inglés.

Es una de esas “ventajas” de viajar por Japón: cuando quieren que un “forano”(*) se entere de algo, lo señalizan bien claro.
El importe de cada recorrido va en función de la distancia y se paga al llegar al destino.

Al subir (por cierto, se sube por la parte media del autobús y se baja hacia delante), en algunos autobuses, se recoge un papelito con un número, que sirve como referencia para lo que llaman “fare adjustment”: el ajuste de tarifa consiste en pagar un suplemento en caso de hacer un desplazamiento no incluido en alguno de lo bonos antes mencionados.

En la parte delantera del autobús hay un panel que va indicando cada importe, parada por parada.

Muy importante, llevar las “perricas”(**) justas, para no entorpecer. Si no es así, donde está el conductor, hay una maquina en la que se puede recoger cambios. Sólo puede usarse un billete de 1.000 yen. Se puede cambiar el dinero entre parada y parada y así antes de bajar, tener el dinero exacto preparado.
Lo deseable es no molestar al conductor, pero también es cierto que con suma paciencia y amabilidad, hay quien se encarga de indicar y ayudar en cada paso.
En cualquier caso, siempre está la opción de “donde fueres, haz lo que vieres” o preguntar… lo normal es que te intenten ayudar amablemente o pasen de ti, eso sí, amablemente también.
——-

* forano = término acuñado por la ilustre escuela de lengua oregonesa/aragonesa del programa Oregón Televisión, que significa foráneo, de fuera

** perricas = dinero

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guía para perderse en Japón. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s