Objetos perdidos en Japón

Mucho se habla sobre la educación y la eficiencia de los japoneses. Se ve en la calle, en las tiendas, en los restaurantes… Otra cosa es el concepto que tienen algunas personas de avanzada edad, de que tienen preferencia para todo, incluso para faltar al respeto a cualquier otra persona, por el hecho de haber sobrevivido a la II Guerra Mundial.

Hay quien dice que no hay experiencia mala, si de ella se aprende algo o se sabe sacar algo positivo.

Cuando se hace un viaje tan largo como para ir a Japón, se intenta ir con todo lo más planificado posible para aprovecharlo al máximo, sobre todo, pensando que nunca se sabe cuando vas a poder volver, y eso que yo ya he estado 5 veces.

Pero a veces surgen imprevistos que desbarajustan los planes, como por ejemplo hacer un largo trayecto en tren, y al llegar al destino, darte cuenta de que te has dejado una mochila en el tren del que te has bajado y que acaba de partir.

¡Aaaaaaaarrrrrggggggg!

¡Momento de pánico!
Y entonces, te das cuenta: ¡no pasa nada! Estás en Japón y seguro que la localizan y te la entregan lo antes posible.

Así que vas a la oficina de objetos perdidos, que preferiblemente está en algún rincón perdido de la estación…

Te atienden con una sonrisa y tras una serie de preguntas pertinentes, diligentemente llaman al tren en el que viajabas, el revisor se acerca al asiento indicado, localiza el bulto y en 5 minutos, tienen el objeto en cuestión localizado y a buen recaudo, para que vayas a recogerlo cuando quieras.

Hay que puntualizar que al llevar asiento reservado, la búsqueda es más fácil. Con enseñar el ticket que indica el número del coche y el asiento, no sólo es más fácil que te crean, sino que así no hace falta que el revisor vaya vagón por vagón buscando.

 
Entre tanto has podido perder unas horas y con ello también, das por perdidas las visitas que tuvieras organizadas para esa mañana o tarde, pero no has perdido esos objetos, que tendrán mayor o menor valor, pero sin los cuales el resto del viaje ya no sería lo mismo.

No es una de esas experiencias deseables, pero si que es de esas cosas que afianzan ese concepto que se pueda tener sobre la confianza y tranquilidad con la que puedes viajar por Japón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guía para perderse en Japón. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s