Memorias de una inadaptada: Game Over – Play Again

“¡uuuuy! no lo entiendo: escribo la ñ en minúscula y se ve bien, pero la escribo en mayúscula y sale “N”… pero ¿qué pasa?”
¡qué cosa más rara! ¡aaaay, misterios de los ordenadores!!!!

“Eso no lo enseñan cuando se estudia ingeniería, ¿eh?” pienso mientras se me dibuja una sonrisilla picaruela y maliciosilla, porque yo podría haber resuelto tan insondable misterio rápidamente, aún sin mirar la pantalla, en un par de pasos y con pocas palabras, pero me he callado… como una perra.

Amante como soy de la cultura japonesa e identificándome como me identifico con algunos de sus rasgos, como son la educación y el respeto (por todo aquello que se lo merece), tengo la extravagante idea de que no está bien perder las formas – una característica más a añadir a mi personalidad de inadaptada (?!?!).
Bueno, en alguna ocasión, contada, un momento de catarsis viene bien, lo cual no es óbice para un continuo estado de posición de ataque.

Una persona de miras estrechas, con escasos conocimientos en un área tan imprescindible hoy en día como es el manejo de los ordenadores y con pánico al cambio, acomodada a una forma de actuar enquistada después de muchos años haciendo las cosas de la misma manera, a menudo se siente amenazada, tiende a ser hostil y a atacar.

Cuando esa hostilidad es continua, se convierte en un hábito. Si además la gente que hay alrededor, lo toma como algo normal (“¡ya! pero es que ella es así…”), afianza aún más ese mal hábito.

Luego está la que a falta de criterio propio, con poca experiencia, y probablemente después de haber sufrido durante un tiempo los ataques de la otra, ve la llegada de una tercera persona, como la vía perfecta para pasar de ser la atacada a otra atacante.

“¡Hay que leer!” Sí, pero también hay que saber escribir. Ya en el colegio nos enseñaban la importancia de poner o no una coma o de colocarla en un sitio u otro.

No es lo mismo: “Esperamos que nos envíen respuesta” que “Esperamos que no envíen respuesta”.

La paciencia no es una de mis muchas virtudes y eso que estos días la he estado ejercitando hasta le extenuación, pero una cosa es guardar las formas y otra cosa es que a una le falten al respeto y es que a mí no me grita nadie. ¡Qué asco! si sólo hubiera faltado que me salpicara en la cara…altoalmobbing

Por eso y porque me lo puedo permitir, no me importa perder un trabajo que, visto lo visto, no merece la pena. ¡Por trabajos será!

Me quedo con la duda de si algo así se puede considerar mobbing…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Grains of Boldness y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s