Desinformación en internet

A estas alturas casi todo el mundo considera internet como una fuente inagotable de información, pero esa masificación indiscriminada de entradas, aportes, opiniones, etc hace de internet un pozo sin fondo para falacias, medias verdades y desinformación.

No es cuestión de demonizar internet por ello o caer en la paranoia de no creer nada de lo que en él se lea, porque en mi opinión, con internet sucede lo mismo que con todo: es el exceso, el abuso o el mal uso lo que puede convertirlo en algo negativo.

Allá por 2008, en mi segundo viaje a Japón, viajando en tren hacia Osaka, vi en la distancia lo que me pareció una catedral gótica. En cuanto tuve ocasión, busqué información y no encontré mucho, salvo una página que indicaba que se trataba de una catedral gótica francesa, llevaba piedra a piedra, hasta Japon.

.

At this point almost everybody considers Internet to be an inexhaustible resource of information, but this indiscriminate mass-production of posts, contributions, opinions, etc. makes Internet a bottomless well for deceits, half a truths and disinformation.

Not in the slightest would I like to demonize Internet for it or fall down in the paranoia of not believing anything, because in my opinion, with Internet the same thing happens as with anything else: it is excess, abuse or misuse that can turn it into something negative.

As far back as 2008, in my second trip to Japan, travelling by train towards Osaka, I saw in the distance what looked like to me a Gothic cathedral. As soon as I could, I looked for information and did not find very much, except for a page that was indicating that it was a French Gothic cathedral, taken stone to stone to Japan.

View of Fukuyama Japan and what seems to be a gothic cathedral

Más de 10.000 kilómetros me hice el verano pasado para ir a verla y cual fue mi sorpresa cuando al llegar al recinto, resultó que es un complejo hostelero dedicado a la celebración de bodas de estilo occidental, que tanto gusta a los japoneses.

Japón nunca decepciona y aunque “La Catedral de Fukuyama” no resultó ser lo que esperaba, aún hubo alguna sorpresa agradable como encontrar una reproducción de una antigua tinaja de aceite, fabricada en España.

More than 10.000 kilometres I did last summer to go and see it and to my surprise when I got there, it turned out to be a catering building devoted to the celebration of western style weddings, which the Japanese are so keen on.

Japan never disappoints and alhough “Fukuyama’s Cathedral” did not turn out to be what I expected, yet some agreeable surprise was finding out a reproduction of a ancient pot of oil, made in Spain.



 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Splash about y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s