Mercadería de contactos

Desde el pasado mes de Marzo, cuando ocurrió el terremoto y posterior tsunami en Japón, los medios de comunicación, especialmente la televisión, se han volcado en las redes sociales como si de una agencia de noticias más se tratara.

En mi caso personal, mi inclinación por informarme a través de redes sociales como Twitter, con gente que estaba cerca del lugar de la catástrofe, venía por la necesidad de huir del morbo y catastrofismo de los medios habituales, para buscar información lo más realista y veraz posible, ya que tenía planeado irme a Japón de vacaciones.

Por otra parte, por mi trabajo y la circunstancia de la empresa en la que estaba, había una gran concienciación respecto a la importancia de la comunicación, empezándome a interesar ya entonces por temas como la reputación online, que tanto daño o beneficio puede aportar a una empresa.

Más metida en diferentes redes sociales, me voy dando cuenta de que en muchos casos, se utilizan como autolucimiento – hay quien lo llama “saber venderse”; sin ánimo de ofender a nadie, a mi me viene a la cabeza los escaparates del barrio rojo de Amsterdam – y medio para recibir de los colegas palmaditas en la espalda, sin aportar mucho. Y además, resulta que se mercadea con los contactos.

Confieso que aún me falta mucho para conocer a fondo el funcionamiento y comportamiento de las redes sociales y en lo que concierne a los contactos, si estamos trabajando con una red social profesional, no es lo mismo que trastabear en una red social personal. En cualquier caso, el tema de los contactos es algo sensible y es lógico querer mantener cierto criterio con sentido común, pero me escandaliza la mercadería que en algunos casos se hace con los contactos.

¿Qué me puedes ofrecer? Me suena a un patio de colegio en el que el niño de turno le dice a otro: te dejo jugar con mi DSi, si tu me dejas tu PSP.

¿Qué puedo ofrecer yo? Así de primeras, se me ocurre que sé hacer el mejor makisushi de chistorra que jamás haya probado nadie (lo cual plantea una dicotomía, ya que este tipo de sushi se supone que ha de hacerse con pescado o verduras) y sé jugar a la Guitar Hero, eso si, en nivel básico. Aparte de eso y otras muchas virtudes, puedo ofrecer mis conocimientos, mi experiencia, mi don de gentes, mi saber escuchar, una mente inquieta y un espíritu crítico, pero claro, esos valores quizás no tengan ningún valor para otros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Grains of Boldness y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s